“... Notaba sus manos sobre mi cuerpo, sus caricias recorrían toda mi piel sin dejar espacio alguno sin explorar, ¿como habíamos llegado a esto? ¿culpa miá? ¿o quizás suya? Eso no importaba lo único que me importa ahora es no cesar en aque jugo incesante. Dio un paso hacia atrás pero me vi incapaz de ello, mi espalda topo contra la pared, y me sentía aprisionada entre su cuerpo y aquel muro que me impedía escapar a cualquier lugar. No hice mas que un mohin antes de poder lamer incesante sus labios dirigiendo mi boca hacia su cuello, a la par que mis manos descendiendo se colaban en su pantalón...”

lunes, 21 de enero de 2013

Sexo en la ducha


Sexo en la ducha. Sobreva-lorado. Totalmente. Ya es difícil mantener tu balance cuando tienen sexo parados, y ahora quieres hacerlo en un espacio mínimo que está mojado, sin mencionar que está súper resbaloso (y están descalzos)? Cuando pienses en pasar un buen rato con él en la ducha, piensa que es un espacio perfecto para el juego previo, no para el evento principal.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada